SÓLO SE FUE

Un hombre, de esos que por poco están extintos, algo detallista e ingenuo a su vez que se dejó llevar por la brillante sonrisa de ella.

Ella que ya se había cruzado en su camino pero lo ignoraba a él sin parpadear… Ella que ha sufrido y ha hecho sufrir, ella la que tiene un corazón roto y un alma de hielo.

Un buen día se entrelazaron en un vínculo con enorme facilidad y casualidad, alimentando el deseo de él… Él que siempre había querido hablarle pero que nunca había podido.

Todo sucedió muy rápido ya que la compañía mutua los acercaba fugazmente… Y al igual que aquellas conversaciones llenas de ternura, dónde ella era (es) el epicentro de él, ella lo más importante y especial que sacudió su universo.

Él, él que no se cambiaba por nada ni nadie y que en su puño apretaba palabras que aún eran prematuras de decir, pero las dijo y eso lo condenó debido a que se apegó a ella, pero ella sin duda alguna nunca se apegó a él.

¿Un beso?… Fueron varios realmente, aquellos que le permitían ir a él al cielo y explorar por cualquier rincón del universo.

Ella simplemente se fue y lo dejó con una gran pena diciendo que no era posible retribuir ese querer que tenía él represado en sus sensaciones.

Ella sólo se fue…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s